Siempre que consumas un alimento vegetal rico en hierro como la espinaca y la acelga, acompáñalo de una fuente de Vitamina C como el limón. Esto lo volverá biodisponible y con esto se va a poder absorber en tu intestino, generando los efectos deseados.

A %d blogueros les gusta esto: